lunes, 24 de marzo de 2014

Herramientas de placer....









Kalin


Canadiense, veinteañero, estudiante y buenmozo a reventar....se llama Kalin y aquí lo tienen:




El encanto del blanco y negro



 


 

Esos hombres mal portados...

A ver, hablemos claro: nos gustan los hombres...lo de verdad, verdad. Los que no se pasan todo el tiempo tratando de verse mas bonitos que sus hermanas mayores y exhiben sus cuerpazos formados a fuerza de puro trabajo, sin andarse con demasiada fruslería. Es esa cosa de saber que el hombre, definitivamente es como el oso....
 





 
 

viernes, 21 de marzo de 2014

Shawn

Solamente vean que bien se la pasa Shawn pajeándose y gozando muchísimo con su juguetico...(vean también que bueno que está este moreno...realmente no saben cuanto disfruté haciendo este post)
 









Con la cabeza afuera....





El aroma del placer

 
Soy extremadamente olfativo, la mayoría de los grandes momentos de placer los "huelo" antes de disfrutarlos plenamente de otras formas; por eso, mi nariz suele posarse en el lugar donde realmente se concentran todos los aromas del hombre: en medio del vello que cubre sus pingas paradísimas o en los pliegues de piel que lo rodean (cuando no hay vello, cosa cada vez más frecuente) es la mejor forma de empezar a gozar de lo que viene, con la nariz...



Hombres de la calle

Cada vez que viajo, una de mis mayores diversiones consiste en "cazar" hombres con mi cámara fotográfica (a algunos también los cazo usando mi bien amaestradas manos y lengua, pero eso es otro cuento) hombres de la calle a los que nunca llego a conocer realmente, ni siquiera por un segundo, pero a los que concedo la posibilidad de convertirse en personajes de mis mariconerías. El único requisito: que sean, de algún modo, machos atractivos. Se diferencian del resto de los hombres que han llegado a este blog (más de 10 mil) porque no son modelos, no saben que han posado para mi cámara - básicamente porque no han posado - y mucho menos suponen su estadía aquí. Nunca me ha sucedido que alguno se reconozca y me reclame el atrevimiento, si alguna vez sucediera retiraría de inmediato la foto; pero, mientras eso pasa, los dejo aquí para que usted disfrute la visión de estos hombres guapos que son como usted y como yo, buenmozos sin afectaciones, hombres de la calle